california brain injury

Llamadas muchas veces “discapacidades invisibles”, las lesiones cerebrales traumáticas (LCT) pueden no ser obvias para otras personas, pero sus efectos pueden ser profundos, incluso pueden cambiar la vida. Muchos sobrevivientes tienen problemas para manejar su comportamiento, mantener sus emociones bajo control, conservar recuerdos, concentrarse en tareas, socializar con otros y así sucesivamente. Sin embargo, a pesar de tener una condición muy real y muy devastadora, a menudo son malentendidos porque las personas que no sufren de TBI realmente no saben cómo es.

Para ayudar a cerrar esta brecha de entendimiento, les pedimos a personas afectadas por LCT que nos contaran sobre sus experiencias y pensamientos. Esto es lo que compartieron con nosotros:

“La paciencia y la empatía nos ayudan mucho a mantenernos positivos y a movernos en la dirección correcta.” – Janelle

“A veces necesito compañía compasiva, a veces necesito estar a solas y descansar. A veces necesito palabras de consuelo, a veces necesito chistes que me hagan reír. En definitiva necesito empatía.” – Kathryn

“Sigo siendo una persona inteligente y capaz. ¡No me digas lo que puedo o no puedo hacer!” – Patricia

“Nunca, nunca asumas que una persona que tiene dificultades para comunicarse es tonta y no tiene nada que decir. Las personas con LCT tienen pensamientos interesantes y complejos – sólo nos lleva más tiempo formar las palabras.” – Solomon

“Se me hace difícil recordar las cosas y ‘activarme’ durante largos períodos de tiempo, así que no me reproches por ser perezoso porque necesito más descanso que tú. Sólo trabajo de manera diferente.” – Alfred

“Sí, hay momentos cuando extraño el viejo yo. Pero este es quien soy ahora y he aprendido a quererme.”– Joshua

“No, no somos las mismas personas que solíamos ser. Pero estamos vivos y todavía podemos prosperar. Sí, tenemos que esforzarnos más y tener más determinación para superar nuestros fracasos y aprender cosas nuevas, pero el esfuerzo lo vale.” – Daphne