Acuerdo por $100,000. El cliente era un motociclista que terminó golpeando a alguien por detrás en la autopista. Según el informe policial, él tuvo la culpa; pero logramos argumentar que el demandante había sido negligente y recuperamos la máxima remuneración disponible bajo el límite de la póliza de seguro.